lunes, 19 de junio de 2017

Las olas de calor mortales continuarán aumentando por la emisión de gases

El 74 % de la población mundial estará expuesta a olas de calor mortales para 2100 si las emisiones de gases de efecto invernadero continúan creciendo al ritmo actual, advierte un estudio que publica hoy la revista británica Nature.

La investigación, desarrollada por la Universidad de Hawai (EE.UU.), prevé que, incluso aunque se redujeran drásticamente esas emisiones, en torno al 48 % de la población se verá afectada por el brusco aumento de la temperatura.

"Estamos agotando nuestras opciones de cara al futuro. Respecto a las olas de calor, nuestras opciones se sitúan ahora entre las malas y las terribles", explica el autor principal de este estudio, Camilo Mora.

El experto indica que las olas de calor están causando ya la muerte de miles de personas en todo el mundo y recuerda que los modelos de previsión sugieren que, "probablemente", esta situación se mantendrá en el futuro, aunque sostiene que "podría ser mucho peor si no se reducen las emisiones considerablemente".

La temperatura corporal humana óptima es de 37 grados, pero nuestro metabolismo genera calor y ese calor no puede disiparse en el ambiente cuando la temperatura exterior es igual o superior a la del cuerpo.

De ahí que por encima de los 37 grados centígrados de temperatura ambiente, se puede producir una acumulación de calor en el cuerpo que provoque un peligroso aumento de la temperatura corporal óptima, resalta el estudio.

El equipo de investigación de Mora efectuó una extensa revisión de datos disponibles e identificaron más de 1.900 casos localizados en diferentes partes del mundo donde altas temperaturas ambientales han causado víctimas mortales desde 1980.

Cambio climático

Por: David Rodríguez Tatjé
Hallados en Marruecos los restos del homo sapiens más antiguo del mundo

Los restos más antiguos conocidos del Homo Sapiens han sido hallados en un lugar de Marruecos llamado Yebel Irhoud, unos 150 kilómetros al oeste de Marrakech, según un estudio que hoy hace público la revista especializada Nature.

Este descubrimiento cambiaría el origen de los homínidos, situado hasta ahora en Etiopía, aunque según la revista estos restos confirman que el Homo Sapiens estuvo presente en todo el continente africano.

La investigación ha sido coordinada por el paleoantropólogo francés Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania).

Hasta el momento, ninguna fuente ha hecho alusión a este descubrimiento en Marruecos, un país con una gran riqueza de fósiles que son objeto frecuente de pillaje y explotación incontrolada.
Los autores del descubrimiento datan el fósil encontrado en Marruecos en una edad de unos 315.000 años, mientras que los restos hasta ahora conocidos de "homo rhodesiensis" o de "homo heidelbergensis" databan de 200.000 años.
Mandíbula de Homo Sapiens que ha sido hallada en Marruecos. Foto: EFE

Un resto de cráneo encontrado en Yebel Irhud presenta "un mosaico de características, incluyendo morfología facial, mandibular y dental que alinea ese material encontrado en Irghd con restos humanos primitivos o considerados anatómicamente modernos".

Yebel Irhud es un yacimiento paleontológico descubierto en 1991 y que ha revelado importantes descubrimientos de fósiles humanos, particularmente los restos de un "homo sapiens" de unos 8 años de edad y que se dató en 160.000 años atrás.

Por: David Rodríguez Tatjé
La cura a la radiación
Así es gracias a un pequeño ser microscópico llamado "oso de agua" se ha podido hacer que unas celulas humanas sean un 40% más resistentes a la radiación.

¿Como ha sido?
Este pequeño ser tiene un gen que le confiere inmunidad contra daños al ADN preoducidos por la radiación.

Además de esto, han identificado una proteína, que los científicos creen que es única en tardígrados, que se une al ADN y puede ayudar a proteger las células de la radiación de rayos X. Aplicándola a células humanas cultivadas en laboratorio, comprobaron que recibían hasta un 40% menos de daño por radiación.

Los resultados descartan más aún la idea de la transferencia horizontal de genes -frente al 17,5% de material genético extraño del estudio de Carolina del Norte, el ejemplar analizado en Japón registraba un 1,2% de ADN ajeno- y apuntan a que los tardígrados han desarrollado estrategias únicas para hacer frente al estrés, ya sea por temperatura o por radiación.

Resultado de imagen de oso de agua
OSO DE AGUA

Por: David Rodríguez Tatjé


Un cráneo hallado en Portugal tiene 400.000 años y una combinación de rasgos única

Un cráneo hallado en Portugal tiene 400.000 años y una combinación de rasgos única



Un cráneo de unos 400.000 años de antigüedad, descubierto en la gruta de Aroeira, en el centro de Portugal, es "el cráneo del Pleistoceno Medio más occidental de Europa y uno de los fósiles más antiguos de esta región asociado con herramientas achelenses", según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, en el que participan la Universidad de Lisboa, la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid. "El fósil Aroeira 3, como ha sido designado, pertenece a la cultura achelense, originada en África hace más de un millón de años, pero los vestigios hallados en Europa tienen menos de 500.000 años. El cráneo de Aroeira representa una de las primeras poblaciones achelenses de Europa, junto con los restos de la Sima de los Huesos de Atapuerca, en España, y de Tautavel, en Francia", afirma João Zilhão, el director de las excavaciones.
El cráneo conserva la mayor parte de la mitad derecha de la bóveda craneal (con la excepción del hueso occipital) y un fragmento del maxilar superior con una parte del suelo nasal y dos molares fragmentarios. El fósil fue hallado junto a restos de huesos quemados, que sugieren un control del uso del fuego, además de restos de fauna cazada por los habitantes de la cueva y abundantes herramientas de sílex y cuarcita, entre ellas numerosos bifaces, que son antiguas hachas de mano.
"El cráneo de Aroeira 3 muestra varias características propias de los cráneos europeos de comienzos del Pleistoceno Medio. Sin embargo, la combinación de rasgos que presenta no se había visto en otro individuo del Pleistoceno Medio", declaran los investigadores. "Esa etapa de la evolución humana fue, por tanto, un proceso mucho más complejo de lo que se creía hasta ahora", asevera Zilhão.


Aron Domínguez Martín                                                     Fuente: National Geographic

La Antártida se divide en icebergs gigantes: el principio del fin

La Antártida se divide en icebergs gigantes: el principio del fin





El inminente desprendimiento de un titánico bloque de hielo en la Antártida de unos 5.000 kilómetros cuadrados en la plataforma de hielo de Larsen C, está a punto de cambiar para siempre el mapa del hemisferio sur

Lo diremos sin rodeos. A vista de pájaro la plataforma de hielo de Pine Island, en la Antártida, es un tren que se dirige hacia la ruina a cámara lenta. Por supuesto desde una perspectiva humana. En tiempo geológico todo está sucediendo en un abrir y cerrar de ojos.
Hace más de 3 décadas que desde la Universidad de California y el Laboratorio de Propulsión a Reacción -JPL por sus siglas en inglés- de la NASA, se viene avisando de que la Antártida Occidental ha comenzado a derretirse. Ahora, el gigantesco bloque que está a punto de separarse de la plataforma de hielo, conocido como Larsen C, puede ser el precursor de un colapso de todo el continente, el cual, de producirse, inundaría un gran número de ciudades costeras en todo el mundo.
Poco a poco los bordes de Larsen C se desmenuzan con la misma facilidad que los muros de un castillo de arena. En su superficie, ajada de cicatrices, se diseminan grandes grietas que se disputan el espacio con lagunas de deshielo de hasta 400 metros cuadrados.
En las últimas décadas las aguas del mar de Amundsen, también en la parte oeste de la Antártida, se han calentado más de 0,5ºC , y en este tiempo, la velocidad a la que el hielo se está derritiendo y fracturando se ha cuadruplicado. Ya entre 2015 y 2016 un bloque de unos 360 kilómetros cuadrados se desprendió alejándose de la costa del mismo mar.
Sin embargo, en la actualidad las predicciones para el aumento de la temperatura, en este caso para el mar de Weddell colindante con Larsen C, se sitúan en los 5ºC de media. Esta es la razón por la que muchas plataformas más pequeñas de hielo ya han sucumbido por completo. Y también el motivo y por el que Larsen C está a punto de convertirse en una plataforma de hielo que vagará a la deriva por el océano Antártico hasta fundirse en comunión con sus aguas.
La grieta en Larsen C mide casi 200 kilómetros de largo y en alguna de sus partes el ancho puede alcanzar los 2.000 metros. En su expansión, cuando llegue al final, dará lugar a uno de los icebergs más grandes jamás registrados, de unos 5.000 kilómetros cuadrados, es decir, casi la superficie de la Comunidad Autónoma de Cantabria.
Según el Proyecto Midas, desarrollado por un equipo de investigación conjunto de las Universidades de Swansea y Aberystwyth, y a través del cual se ha monitoreado la fisura desde 2014, debido al estrés generado por la grieta, se espera que la separación de iceberg se produzca muy pronto.
El profesor de la Universidad de California y científico la NASA, Eric J. Rignot, afirma que el reciente giro de la grieta evidencia su temprana fractura. "Según mi experiencia, cuando la brecha toma un giro de 90º, como es el caso, la fractura está a la vuelta de la esquina. Es cuestión de semanas”.
A primera vista la fractura y desprendimiento de esta sección de Larsen C puede verse como un síntoma del calentamiento experimentado durante los últimos años. Un evento quizá poco significativo, ya que en este periodo hemos sido testigo de glaciares de mayor envergadura.
Sin embargo, la importancia de esta fractura radica en que el hielo que esta a punto de desprenderse se encuentra asentado en una serie de islas. Por el contrario, la gran mayoría del resto de la plataforma descansa sobre una cuenca que se interna hasta los 5.000 kilómetros de profundidad, lo que la hace especialmente vulnerable al aumento de la temperatura del océano. Es en este punto donde la situación se complica pues, de producirse el desarme y rotura en pedazos cada vez más pequeños de tal cantidad de hielo, y de producirse sobre todo, tal y como creen los científicos, a una velocidad cada vez mayor, el nivel del mar aumentaría en más de tres metros inundando ciudades enteras en todo el mundo.
De este modo el derretimiento de la plataforma de hielo de Pine Island es un caso dramático. Con 400 metros de espesor de media, entre los años 1994 y 2015 la cantidad de hielo se ha visto mermada en un 10%. Lo más preocupante es que la retirada de hielo de la plataforma Larsen C, podría afectar al vecino glaciar Thwaites, el cual sería susceptible de desestabilizar la mayor parte de la Antártida Occidental.
“Ahora estos glaciares están desapareciendo cada vez más rápido de la superficie de la Tierra”, afirma Rignot, quien lleva estudiando la región desde hace más de dos décadas a través de aviones y satélites. El científico está convencido de que el colapso de la capa occidental de hielo antártico es inevitable. “Es tan solo una cuestión de tiempo. Lo importante es saber si esto ocurrirá en un periodo de 500 años, o en menos de 100. Y sobre todo, si será la humanidad lo suficientemente rápida como para prepararse a los acontecimientos. “Hemos de despejar la incógnita- afirma el investigador- y debemos hacerlo antes de que sea demasiado tarde”.
La plataforma de Larsen C es solo un pequeño aviso.


Aron Domínguez Martín                                           Fuente: National Geographic

La misión Kepler detecta 219 posibles planetas (10 parecidos a la Tierra)



La misión Kepler detecta 219 posibles planetas (10 parecidos a la Tierra)





La misión Kepler ha presentado el catálogo más completo y detallado de exoplanetas candidatos, aquellos que orbitan una estrella diferente al Sol y que, por tanto, no pertenecen al Sistema Solar. El catálogo incluye 219 planetas nuevos, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de su estrella, a una distancia en la que el agua líquida podría depositarse en la superficie de un planeta rocoso, según acaba de informar la NASA. Se trata del catálogo definitivo del trozo de firmamento observado por Kepler en la constelación Cygnus.
Con la presentación del nuevo catálogo ahora son 4.034 los planetas candidatos detectados por Kepler, 2.335 de los cuales han sido verificados como exoplanetas. "El conjunto de datos de Kepler es único porque contiene una población de planetas análogos a la Tierra, aquellos que tienen un tamaño y una órbita similares a la Tierra", dice Mario Pérez, un científico del programa Kepler. Los resultados sugieren dos grupos diferenciados de planetas pequeños: planetas rocosos del tamaño de la Tierra y planetas gaseosos más pequeños que Neptuno. Pocos planetas descubiertos no pertenecen a estos grupos.La NASA explica en el comunicado que "parece como si la naturaleza normalmente hiciera planetas rocosos que son aproximadamente hasta un 75% más grandes que la Tierra" y "por razones que los científicos todavía no comprenden, aproximadamente la mitad de estos planetas asume una pequeña cantidad de hidrógeno y helio que aumenta radicalmente su tamaño, de tal manera que pasa a engrosar la población de planetas de tamaño cercano al de Neptuno".



Aron Domínguez Martín                            Fuente: National Geographic

La Antártida se divide en icebergs gigantes: el principio del fin

El inminente desprendimiento de un titánico bloque de hielo en la Antártida de unos 5.000 kilómetros cuadrados en la plataforma de hielo de Larsen C, está a punto de cambiar para siempre el mapa del hemisferio sur


Lo diremos sin rodeos. A vista de pájaro la plataforma de hielo de Pine Island, en laAntártida, es un tren que se dirige hacia la ruina a cámara lenta. Por supuesto desde una perspectiva humana. En tiempo geológico todo está sucediendo en un abrir y cerrar de ojos.

Hace más de 3 décadas que desde la Universidad de California y el Laboratorio de Propulsión a Reacción -JPL por sus siglas en inglés- de la NASA, se viene avisando de que la Antártida Occidental ha comenzado a derretirse. Ahora, el gigantesco bloque que está a punto de separarse de la plataforma de hielo, conocido como Larsen C, puede ser el precursor de un colapso de todo el continente, el cual, de producirse, inundaría un gran número de ciudades costeras en todo el mundo.


Poco a poco los bordes de Larsen C se desmenuzan con la misma facilidad que los muros de un castillo de arena. En su superficie, ajada de cicatrices, se diseminan grandes grietas que se disputan el espacio con lagunas de deshielo de hasta 400 metros cuadrados.

En las últimas décadas las aguas del mar de Amundsen, también en la parte oeste de la Antártida, se han calentado más de 0,5ºC , y en este tiempo, la velocidad a la que el hielo se está derritiendo y fracturando se ha cuadruplicado. Ya entre 2015 y 2016 un bloque de unos 360 kilómetros cuadrados se desprendió alejándose de la costa del mismo mar.

Sin embargo, en la actualidad las predicciones para el aumento de la temperatura, en este caso para el mar de Weddell colindante con Larsen C, se sitúan en los 5ºC de media. Esta es la razón por la que muchas plataformas más pequeñas de hielo ya han sucumbido por completo. Y también el motivo y por el que Larsen C está a punto de convertirse en una plataforma de hielo que vagará a la deriva por el océano Antártico hasta fundirse en comunión con sus aguas.

La grieta en Larsen C mide casi 200 kilómetros de largo y en alguna de sus partes el ancho puede alcanzar los 2.000 metros. En su expansión, cuando llegue al final, dará lugar a uno de los icebergs más grandes jamás registrados, de unos 5.000 kilómetros cuadrados, es decir, casi la superficie de la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Según el Proyecto Midas, desarrollado por un equipo de investigación conjunto de lasUniversidades de Swansea y Aberystwyth, y a través del cual se ha monitoreado la fisura desde 2014, debido al estrés generado por la grieta, se espera que la separación de iceberg se produzca muy pronto.

El profesor de la Universidad de California y científico la NASA, Eric J. Rignot, afirma que el reciente giro de la grieta evidencia su temprana fractura. "Según mi experiencia, cuando la brecha toma un giro de 90º, como es el caso, la fractura está a la vuelta de la esquina. Es cuestión de semanas”.

A primera vista la fractura y desprendimiento de esta sección de Larsen C puede verse como un síntoma del calentamiento experimentado durante los últimos años. Un evento quizá poco significativo, ya que en este periodo hemos sido testigo de glaciares de mayor envergadura.

Sin embargo, la importancia de esta fractura radica en que el hielo que esta a punto de desprenderse se encuentra asentado en una serie de islas. Por el contrario, la gran mayoría del resto de la plataforma descansa sobre una cuenca que se interna hasta los 5.000 kilómetros de profundidad, lo que la hace especialmente vulnerable al aumento de la temperatura del océano. Es en este punto donde la situación se complica pues, de producirse el desarme y rotura en pedazos cada vez más pequeños de tal cantidad de hielo, y de producirse sobre todo, tal y como creen los científicos, a una velocidad cada vez mayor, el nivel del mar aumentaría en más de tres metros inundando ciudades enteras en todo el mundo.

De este modo el derretimiento de la plataforma de hielo de Pine Island es un caso dramático. Con 400 metros de espesor de media, entre los años 1994 y 2015 la cantidad de hielo se ha visto mermada en un 10%. Lo más preocupante es que la retirada de hielo de la plataforma Larsen C, podría afectar al vecino glaciar Thwaites, el cual sería susceptible de desestabilizar la mayor parte de la Antártida Occidental.

“Ahora estos glaciares están desapareciendo cada vez más rápido de la superficie de la Tierra”, afirma Rignot, quien lleva estudiando la región desde hace más de dos décadas a través de aviones y satélites. El científico está convencido de que el colapso de la capa occidental de hielo antártico es inevitable. “Es tan solo una cuestión de tiempo. Lo importante es saber si esto ocurrirá en un periodo de 500 años, o en menos de 100. Y sobre todo, si será la humanidad lo suficientemente rápida como para prepararse a los acontecimientos. “Hemos de despejar la incógnita- afirma el investigador- y debemos hacerlo antes de que sea demasiado tarde”.

La plataforma de Larsen C es solo un pequeño aviso.

                                                                                                            DARÍO COVALEDA

Como observar el mejor eclipse solar total del siglo XXI

El del próximo mes de agosto será el primer eclipse total de Sol en cruzar Norteamérica de costa a costa desde 1918


Aquellos que se dedican a observar el cielo y gustan de la astronomía están de enhorabuena. De hecho ya se están preparando para uno de los mejores espectáculos celestes en casi un siglo: el eclipse total de Sol que cruzará los Estados Unidos de costa a costa atravesando todo el país. El último de estas características se produjo en 1918. Así, el 21 de agosto del presente año, millones de afortunados serán testigos de cómo el Sol se oculta tras la Luna convirtiendo el día en noche durante unos minutos fugaces.

Se prevé que el mismo comenzará el estado de Oregón y terminará en el de Carolina del Sur, siendo visible en su totalidad desde una franja relativamente estrecha de unos 110 kilómetros del territorio Estadounidense. La Luna cubrirá el Sol por completo durante aproximadamente 2 minutos y 40 segundos. En su camino cruzará varias ciudades a lo ancho de 12 estados siendo el motivo de numerosas reuniones para su observación, estudios científicos y charlas de temática astronómica.

Mientras que muchas personas se desplazarán para asegurarse de ver como por un breve momento la Luna borra completamente el Sol del cielo, los espectadores en otras partes de los EE.UU., así como el resto de América del Norte, Centroamérica y América del Sur, podrán disfrutar de un eclipse parcial. En la líneas consecutivas te contamos todo lo que necesitas saber para formar parte de este increíble espectáculo celeste.
¿Qué es exactamente un eclipse total de Sol?



Un eclipse total del Sol ocurre cuando la Luna bloquea completamente el disco solar visible, proyectando una sombra en la Tierra. Para ver un eclipse total, debes estar en la parte más oscura de esta sombra, conocida como la umbra. Si por el contrario te encuentras en la parte más clara de la sombra, la penumbra, lo que podrás observar será un eclipse parcial.

Esto significa que los eclipses sólo pueden ocurrir cuando la Luna está alineada de forma muy precisa entre la Tierra y el Sol. Tal arreglo no ocurre cada mes porque la órbita de la Luna está inclinada en relación a la de la Tierra, de modo que el disco lunar y el disco solar no siempre se cruzan.

Es más, la órbita de la Luna es a lo que en términos astronómicos nos referimos como un elipsoide de baja frecuencia, es decir, su trayectoria no es un círculo perfecto, si no que se encuentra ligeramente alargada por uno de sus flancos formando una elipse, por lo que la distancia entre la Luna y la Tierra no es constante en el tiempo, si no que se ve sometida a pequeñas variaciones. En tanto la Luna está más lejos de la Tierra, su tamaño no es lo suficientemente grande para cubrir completamente el Sol. Y así, cuando la distancia entre la Luna y la Tierra es más acusada se produce lo que se conoce como un eclipse anular, en el que el Sol no se oculta por completo tras su compañera de baile y donde el resultado se traduce en un "anillo de fuego" que rodea al disco lunar.
¿Por qué es tan especial este eclipse?

Debido a la dinámica orbital de los 3 cuerpos celestes que entran en juego durante un eclipse -en este caso la Tierra, la Luna y el Sol- cada vez que se produce uno de estos fenómenos astronómicos la sombra de la Luna sobre nuestro planeta puede proyectarse indistintamente en cualquier lugar del mundo. Ahora, gracias a los sofisticados sistemas de predicción de trayectorias, podemos saber con gran antelación y precisión cuando se producirán estos. De hecho ciertas aplicaciones móviles como Eclipse Calculator 2.0 son capaces de ofrecer en la actualidad una ingente cantidad de datos con la que hace unos escasos 50 años los astrónomos solo podían soñar. Sin embargo, en muchas ocasiones los eclipses sólo son visibles desde lugares remotos o desde el mar, lo que dificulta la posibilidad de poder ser apreciados.

También el último eclipse continental total acaecido en Estados Unidos, en febrero de 1979, fue tan solo visible a lo largo de un pequeño tramo a su paso por el noreste delOcéano Pacífico.

Por el contrario, como ya hemos apuntado, el eclipse del 21 de agosto cruzará los Estados Unidos de costa a costa, ofreciendo un espectáculo sin igual a millones de personas. Y sobre todo, será una bendición para los científicos que a través de los eclipses estudian la atmósfera más externa del Sol, la corona solar. Esta misteriosa región se extiende a lo largo de millones de kilómetros en el espacio, no obstante es tan débil que su estudio presenta muchas dificultados debido al brillo de la propia estrella. Durante los eclipses, el Sol permanece cubierto, por lo que para los astrónomos se presenta la oportunidad perfecta para estudiar su corona sin la interferencia del resto de la estrella.
¿Puede la observación del eclipse dañar la vista?

Cuando se trata de ver un eclipse solar, la seguridad es primordial. Mirar al Sol en cualquier momento sin protección ocular puede causar daños irreversibles en los ojos.

La mejor manera de ver un eclipse es usar unas gafas especiales al efecto, cuyas lentes están fabricadas con un filtro solar miles de veces más potente que los de unas gafas de sol convencionales. Usando estos cristales puedes ver con seguridad el eclipse total antes y después de su culmen, es decir, puedes observar incluso el eclipse parcial y el recorrido de la Luna ante el sol. Una vez que la Luna cubra completamente el Sol, es seguro mirar el eclipse con los ojos desnudos. También cualquier persona puede mirar indirectamente usando algún instrumento -cámaras o telescopios-, que proyecte una imagen del Sol sobre una superficie plana para la visión segura. Cualquier otro método no profesional puede tener consecuencias muy serias para la vista.
Cuando llega la oscuridad …

Un eclipse total de sol es un espectáculo eminentemente visual e increíblemente raro de observar. De hecho, la mayoría de las personas apenas verá un eclipse total, o ninguno, a lo largo de su vida. Se trata de uno de más breves y mágicos instantes observables desde nuestro planeta del baile que Sol, Tierra y Luna mantienen desde la formación de estas dos últimas.

Y si a medida que el día se convierte brevemente en la noche, las estrellas y los planetaspueden llegar a ser visibles en el cielo, merece la pena estar también atento al resto de tus sentidos. Durante un breve lapso de tiempo podrás comprobar como las temperaturas caen notablemente y, si el escenario es adecuado, también presenciar como sus alrededores se pueden silenciar- o colmar de sonidos- ante la reacción de los animales, desconcertados en ocasiones, por la repentina oscuridad. Aunque quizá, esto último, sea tener demasiada suerte. No hay que olvidar que el día siempre puede amanecer nublado. Crucemos los dedos.
                              
                                                                                                       DARÍO COVALEDA


La misión Kepler detecta 219 posibles planetas (10 parecidos a la Tierra)

El nuevo catálogo presentado por la misión Kepler incluye 219 exoplanetas nuevos, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de su estrella


La misión Kepler ha presentado el catálogo más completo y detallado de exoplanetas candidatos, aquellos que orbitan una estrella diferente al Sol y que, por tanto, no pertenecen al Sistema Solar. El catálogo incluye 219 planetas nuevos, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de su estrella, a una distancia en la que el agua líquida podría depositarse en la superficie de un planeta rocoso, según acaba de informar la NASA. Se trata del catálogo definitivo del trozo de firmamento observado por Kepler en la constelación Cygnus.

Con la presentación del nuevo catálogo ahora son 4.034 los planetas candidatos detectados por Kepler, 2.335 de los cuales han sido verificados como exoplanetas. "El conjunto de datos de Kepler es único porque contiene una población de planetas análogos a la Tierra, aquellos que tienen un tamaño y una órbita similares a la Tierra", dice Mario Pérez, un científico del programa Kepler. Los resultados sugieren dos grupos diferenciados de planetas pequeños: planetas rocosos del tamaño de la Tierra y planetas gaseosos más pequeños que Neptuno. Pocos planetas descubiertos no pertenecen a estos grupos.

La NASA explica en el comunicado que "parece como si la naturaleza normalmente hiciera planetas rocosos que son aproximadamente hasta un 75% más grandes que la Tierra" y "por razones que los científicos todavía no comprenden, aproximadamente la mitad de estos planetas asume una pequeña cantidad de hidrógeno y helio que aumenta radicalmente su tamaño, de tal manera que pasa a engrosar la población de planetas de tamaño cercano al de Neptuno".
 
                                                                                                          DARÍO COVALEDA 

Una cárcel animal abandonada en el corazón de Buenos Aires



Un año después de que el zoológico de Buenos Aires, con 140 años de antigüedad, cerrara sus puertas y se transformara en el parque que es en la actualidad, cientos de animales aún permanecen tras sus rejas a la espera de que las autoridades competentes decidan que hacer con ellos.
Los promotores prometieron el pasado mes de julio que la mayor parte de los 1.500 ejemplares que habitaban en el zoológico de la capital de Argentina, serían enviados a varios santuarios localizados tanto en el país como en el extranjero. Sin embargo los arreglos en firme para su traslado nunca se llegaron a acometer. Y de hecho, el nuevo plan maestro anunciado recientemente tampoco especifica cómo se logrará darles un hogar.
Muchos de los animales de lo que queda del Zoo de Buenos Aires están tan acostumbrados a la vida en cautividad que los expertos temen que estos puedan morir al no poder adaptarse a su nueva vida en libertad. Los conservacionistas también han puesto el grito en cielo por la condiciones de vida de las criaturas en el recinto, las cuales consideran anticuadas e indignas según los estándares modernos. Además en otras de sus críticas a la situación afirman que el nuevo plan del gobierno de la ciudad ofrece muy pocos detalles sobre cómo se llevarán a cabo las supuestas mejoras proyectadas.

Claudia González 

Los peligros de nacer niña



Sierra Leona es uno de los peores lugares del mundo para ser niña. En este país del África occidental, habitado por unos seis millones de personas, desgarrado por una cruenta guerra civil que duró más de una década y devastado por el Ébola, el simple hecho de nacer niña se traduce en una vida de barreras y tradiciones que a menudo dan más valor a su cuerpo que a su mente.
La mayoría de las mujeres de Sierra Leona han sido sometidas a la mutilación genital, una práctica que las inicia en la vida adulta y supuestamente las hace más deseables para el matrimonio, pero que también es un método de represión sexual profundamente arraigado en su cultura.
Casi la mitad de las chicas se casan antes de los 18 años, y muchas se quedan embarazadas mucho más jóvenes, a menudo en su segundo o tercer ciclo menstrual. Muchas son víctimas de la violencia sexual; las violaciones suelen quedar impunes. En 2013 más del 25% de las sierraleonesas de entre 15 y 19 años estaban embarazadas o ya eran madres, lo que supone una de las tasas de gestación más elevadas del mundo para esa franja de edad.
Y demasiadas mueren en el parto: es el porcentaje más alto del mundo, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud y otras entidades internacionales. La mutilación genital femenina puede elevar el riesgo de sufrir complicaciones obstétricas.

                                                                                                                          Claudia González

Crean una bioimpresora 3D de piel humana

La piel creada por científicos españoles es apta tanto para ser trasplantada a pacientes como para realizar investigaciones y pruebas de productos farmacéuticos, químicos y cosméticos

La impresión 3D está revolucionando el mundo. Desde la industria alimenticia a la espacial, con proyectos tan impactantes como la creación de una base lunar gracias a esta técnica, se han sumado al carro de las impresoras en tres dimensiones. Y evidentemente la industria farmacéutica no se iba a quedar atrás.
Esta nueva piel humana es uno de los primeros órganos humanos vivos creados por esta técnica de bioimpresión y que accede al mercado. Para conseguirlo el nuevo órgano replica la estructura natural de la piel, con una primera capa externa, la epidermis con su estrato córneo, que protege contra el medio ambiente exterior, junto a otra más profunda y gruesa, la dermis. Esta última capa está integrada por fibroblastos que producen colágeno, la proteína que da elasticidad y resistencia mecánica a la piel.
La piel creada “puede ser trasplantada a pacientes o puede ser utilizada desde el punto de vista empresarial en el testeo de productos químicos, cosméticos o farmacéuticas ya que es producida en cantidades, tiempos y precio perfectamente compatibles para estos usos”, explica uno de sus autores, José Luis Jorcano, profesor del departamento de Bioingeniería e Ingeniería Aeroespacial de la UC3M y jefe de la Unidad Mixta CIEMAT/UC3M de Ingeniería Biomédica.
                                                                                        OSCAR MORDILLO 4ºA

Plutón, maravillas y misterios de un mundo helado


Plutón ha sido un misterio desde que fue descubierto en 1930. Considerado primero un planeta, fue reclasificado en 2006 como planeta enano y, desde entonces, no deja de sorprender a los científicos


Relegado de su condición de planeta en 2006, tan lejano en la distancia, tan apartado del sol y de nosotros, puede dar la impresión que el planeta enano Plutón no sea de gran importancia; algo así como un cuerpo planetario de segunda categoría.Sin embargo, ni mucho menos se trata de la roca muerta y helada que podemos tener en mente. Todo lo contrario: la actividad de Plutón y sus alrededores es muy intensa.

La naturaleza dinámica del planeta enano fue observada por primera vez en 2015 por la sonda de la NASA New Horizons, y lo que allí encontraron los científicos superó con creces todas las expectativas de los expertos.


Desde entonces, en las imágenes enviadas periódicamente por la sonda los investigadores han encontrado la oportunidad de llenar el vacío de información que se tenía acerca de Plutón, descubriendo un impresionante mundo dominado por el hielo.

Bernard Schmitt director de investigación del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS por sus siglas en Francés) y Tanguy Bertrand estudiante de doctorado de la Universidad Pierre y Marie Curie, nos ofrecen en este video un paseo entre las maravillas de este lejano, pequeño y frío mundo.

                                                                                          ÓSCAR MORDILLO 4ºA

Júpiter es el planeta más viejo del Sistema Solar


La gravedad del joven Júpiter actuó como una barrera y cerró el paso a los meteoritos erráticos hace entre uno y cuatro millones de años después del nacimiento del Sistema Solar
Júpiter es el planeta más grande del Sistema Solar y, además, es el más antiguo, según informa hoy la Universidad de Münster (Alemania), que participa en un sorprendente estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Júpiter creció de forma extremadamente rápida tras el nacimiento del Sistema Solar hace 4.567 millones de años: en menos de un millón de años alcanzó un tamaño de unas 20 masas terrestres y unos tres millones de años después alcanzó su tamaño máximo, de más de 300 masas terrestres. La Tierra, en cambio, necesitó unos 100 millones de años para formarse.

No hay muestras procedentes de Júpiter y hasta ahora eso ha sido un problema para determinar la edad del gigante gaseoso. Los expertos en cosmoquímica de la Universidad de Münster aseguran haber determinado la edad de Júpiter mediante el uso de meteoritos, concretamente fragmentos del cinturón de asteroides que hay entre las órbitas de Marte y Júpiter. Las mediciones de isótopos han permitido demostrar que los asteroides derivan originalmente de dos regiones diferenciadas del Sistema Solar: una del interior y otra del exterior de la órbita de Júpiter.Estos asteroides se formaron hace entre uno y cuatro millones de años despúes del nacimiento del Sistema Solar y durante ese periodo no hubo intercambio de material entre las dos regiones porque la gravedad del joven planeta actuó como una barrera y cerró el paso a los meteoritos erráticos. "La formación de Júpiter es lo que explica esa ausencia de mezcla de materiales", afirma Thorsten Kleine, el autor principal del estudio. Una vez que se formó el núcleo sólido del planeta, correspondiente a las 20 masas terrestres, comenzó un acrecimiento de gas que fue relativamente lento hasta que Júpiter alcanzó un tamaño de 50 masas terrestres y el material de la órbita exterior se empezó a dispersar por la órbita interior. La acreción o acumulación de gas continuó hasta que el planeta alcanzó rápidamente un tamaño máximo de más de 300 masas terrestres.


El rápido crecimiento de Júpiter tiene implicaciones de gran alcance en lo que respecta a la comprensión de la historia temprana del Sistema Solar y en la formación de los cuatro planetas interiores: Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. Y el material procedente del exterior de la órbita de Júpiter, ¿de dónde procedía? "El hecho de que tengamos material que inicialmente se formó más allá de Júpiter es un hallazgo completamente nuevo y sorprendente. Cambiará radicalmente la visión que tenemos de la historia temprana del Sistema Solar", concluye Kleine.


                                                                                                                   ÓSCAR MORDILLO 4ºA